miércoles, 30 de julio de 2014

Chistes y Humor, Sabías que el papa tiene su propio helado

La visita a España del Papa Benedicto XVII está acaparando la mirada de los comerciantes, quienes intentan sacar determinado dinero extra con las ventas que harán en los días que el sumo pontífice visite el país, por lo que ya se han sacado líneas exclusivas de artículos que hacen referencia a este evento, como una serie de papel higiénico especial y ahora, helados. Como homenaje a esta visita religiosa, un menú especial de gélidos endulzará este fin de semana el paladar de los obispos que visitarán Sevilla en su peregrinaje hacia la Jornada Mundial de la Juventud. "Crema Vaticana" es el gélido con el que el maestro heladero Joaquín Liria, desde la sevillana calle Zaragoza, desea "alimentar el cuerpo y el espíritu" de estos afortunados obispos, con un artículo elaborado a fundamento de huevo, incienso, hojaldre y arándano. Unos ingredientes muy meditados por Liria, que tras dos años de trabajo, descubrió la mezcla ideal para homenajear al Papa con un gélido que refleja la identidad de Sevilla, gracias al azahar, y pretende acercar a Benedicto XVII, a través del arándano, a sus orígenes alemanes. Este gélido formará fracción del postre "Trilogía del alma española", compuesta también por gélido de Flor de Azahar y otro de pestiño, que el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ofrecerá a sus comensales en los almuerzos de mañana y pasado en la capital hispalense. Con el gélido de Flor de Azahar, este maestro heladero busca hacer un homenaje al olor de Semana Santa que determina Sevilla, sin olvidar al cardenal Carlos Amigo Vallejo, entretanto que el dulce de pestiño es un guiño a la labor de las monjas que mientras años han guardado en sus conventos "las tradicionales recetas milenarias" de la repostería española. Liria ha explicado a Efe que esta dulce creación va más allá de la mera historia religiosa y busca transmitir "un mensaje de solidaridad y paz" como hacen los miles de jóvenes que acudirán a la Jornada Mundial de la Juventud. En su céntrico establecimiento, este artesano con veinte años de esfuerzo a sus espaldas, ha confesado los sacrificios y trabajos que en muchas ocasiones le ha ocasionado su labor y ha aplaudido el "civismo y el respeto" que muestran los jóvenes de todo el mundo desplazados a Madrid, frente a los radicales que han ocasionado los altercados de Londres. Desde su típico heladería, Liria aguarda que cierta vez el Papa pueda llegar a degustar este dulce creado para él, aunque el resto de los mortales podrán deleitarse con este manjar en las próximas semanas.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More