jueves, 6 de marzo de 2014

Mucho humor, El divorcio y el fracaso escolar de los niños

El número de bodas rotos al año ha crecido un 72% en la última década, según publicaba el Instituto de Política Familiar. ¿Puede esto tener consecuencias en la escuela? "Niños que antes permanecían sentados en clase sin moverse y hacían pacientemente su trabajo, ahora se mueven por clase sin para, interfiriendo las actividades escolares", escribe Paulino Castells en su libro "Separación y divorcio". También Hablad de "interrupción temporal del proceso de aprendizaje", de "tristeza"… Son algunos de los síntomas que el profesor percibe en aquellos estudiantes que están sufriendo un proceso de divorcio. Sin embargo, los efectos pueden prolongarse en el tiempo y acabar con un descenso del rendimiento académico. En EEUU algunos estudios han relacionado inclusive delincuencia y consumo de drogas con hijos de parejas divorciadas. Pero, sin necesidad de llegar tan lejos, hace dos años se publicó un informe de las profesoras Waite y Gallagher, titulado "The Case for Marriage", Familia "rentable" Estas profesoras llegan a la conclusión de que mantener el boda sale "rentable", tanto para ellos como para los hijos, tanto económicamente como en apariencias como la salud y el fracaso escolar. Y, sobre todo, desde el punto de vista personal. Por ejemplo, el divorcio de los padres crece las probabilidades de que los hijos se divorcien, y reduce las probabilidades de éxito escolar y de la carrera profesional de sus hijos. ¿Pero son trasladables estas cifras a España? A juicio de los especialistas, sí, con matices. El bajón de rendimiento del estudiante ante un proceso de divorcio de los padres es general. El asunto es cuando esta bajada se alarga en el tiempo, desvincula al estudiante de su grupo de amigos, o le lleva a conductas problemáticas. Diversos autores hablan de que las consecuencias que se deriven tienen relación con la actuación de padres y profesores. Prestar vigilancia al estudiante, intentar que no se desligue de sus compañeros, ayuda en muchos casos. Pero es primordial que el estudiante no sienta que uno de sus padres ha "desaparecido", y que lo integre pronto en su vida. Sin ello, el niño estará perdido.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More