lunes, 18 de marzo de 2013

Chistes de ladrones

Un ladrón entra a una granja se mete al gallinero y creyendo que nadie lo ve se carga una gallina debajo del brazo. En eso sale el dueño de la granja con un machete en la mano y le grita -¡Oye ladrón! ¿A dónde vas con esa gallina? Y el ladrón mirando a la gallina dice ¡Fuera de acá gallina confianzuda! En un centro comercial un ladrón acababa de cometer un robo así que varios policías empezaron a perseguirlo pero el pillo consiguió escapar. El capitán enfadado le dijo a los demás -¿Cómo ha escapado? ¡Si les dije que cuidaran todas las salidas! Y los agentes le contestaron -Así fue mi capitán pero el muy astuto huyó por una de las entradas! El mensajero de una oficina del octavo piso de un gran edificio toma el ascensor en la planta baja para llegar a su centro de trabajo. Cuando llega les cuenta a sus compañeros -¡Me violaron en el ascensor! -¿Quién fue? le preguntan. El mensajero responde -No sé pero me parece que fue un gerente. -¿Y porqué lo crees? El mensajero contesta -¡Es que tuve que hacerlo todo yo solo! Un abogado le dice al ladrón acusado Usted robó la TV tenemos 5 personas que lo vieron! Y el ladrón dice -Pues yo puedo traer más de 100 que no me vieron! Un tipo le cuenta a su amigo -Oye sabes que mi hermano abrió un negocio? -Ándale no sabía que era un empresario! -No! Lo abrió con una palanca y vació todo lo que encontró! El juez le dice a un acusado -Cuando estaba robando la tienda no pudo pensar en su pobre esposa y su hija? -Sí su señoría pero no había nada para mujeres! Dos ladrones se paran frente a una joyería y empiezan a mirar las vitrinas. En eso uno le pregunta al otro -Oye cuanto crees que nos pueden dar por ese collar de diamantes? Y el otro ladrón le contesta -Pues…creo que unos 8 o 10 años de cárcel El juez interroga a un acusado de asaltar una tienda en plena navidad -Dígame hombre ¿por qué hizo eso? -Yo solo hice mis compras navideñas con anticipación. -Pues eso no es un delito… ¿con cuanta anticipación hizo sus compras? -Antes que abrieran la tienda.! Un campesino estaba harto de que le robaran la huerta así que decidió ocultarse un día para descubrir quién le robaba por las noches. Vio que se trataba de dos muchachos que entraban por un agujero de la tapia para llevarse varias frutas y verduras. A la noche siguiente el campesino los esperó en la tapia con un mazo y cuando uno de los muchachos asomó la cabeza fue recibido con un tremendo golpe en los dientes. El chico todo adolorido retrocede con una mano en la boca y le dice a su compañero - Entra tú que a mí me da la risa!

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More