sábado, 26 de enero de 2013

Como evitar el estres y la depresión

El tráfico, los gastos económicos y físicos, las reuniones y, por ende, los preparativos son agentes de mucho estrés y es muy fácil dejarse llevar por el entorno de las compras navideñas, el sentimiento que pareciera obligado a estar feliz y radiante, o a sentirse comprometido a pasar las fiestas con la familia.

¿Cómo impedir que esta temporada se vuelva una espiral de tristeza y presión?

La clave está en la claridad. Si no tenemos claro qué queremos realizar realmente, cuáles son nuestras expectativas sobre la época, cuáles las posibilidades para el gozo de la temporada y carecemos de un plan estructurado de lo que vamos a realizar, entonces el desenlace puede ser desastroso.
Así que para sentirte tranquilo y olvidarte del estrés en la temporada decembrina y de fin de año, te sugerimos tomar en cuenta estas recomendaciones:
1. No te comprometas nunca con algo que no vas a poder realizar por cuestiones de tiempo o dinero.
2. Haz un plan con las actividades o reuniones que tendrás y lo que necesitas para cada una de ellas, para que preliminarmente, puedas organizarte y tener todo listo para cuando llegue tu evento.
3. Nunca dejes las cosas para el último momento. Estar a las prisas te hará sentirte estresado y no podrás lograr tus propósitos.
4. Piensa en los regalos, considera realmente qué te gustaría darle a esa persona y cómo conseguirlo para que las prisas no entorpezcan tu plan. Las listas siempre funcionarán.
5. No gastes de más, sé propósito con la cantidad que tienes y lo que puedes gastar. Piensa que si te comprometes por quedar bien, luego te sentirás molesto por haber caído en la trampa del regalo sin sentido.
6. Si te inquieta tu economía, busca otras posibilidades como realizar tú mismo los regalos; esos son más significativos.

Claves para no caer en depresión

Entretanto que para algunos, diciembre significa unión, compañía y amor, para otros es sinónimo de soledad y tristeza.
Aquellas personas que se sienten tristes y sin ganas de asistir a fiestas, normalmente es porque experimentan nostalgia que provoca la misma época: lo que se hizo, lo que no, los seres queridos que ya no están, etc.
Para otros es momento de reflexión y perdón. Es el momento en el que se revisan algunos dificultades, por ejemplo familiares, se reviven en esta época y hacen que muchas otras se sientan desoladas por su situación familiar, social y/o laboral.
Si es tu caso, es fundamental que tomes en cuenta que lo que nos rodea es nuestro presente y es significativo. Es válido recordar el pasado y a los seres queridos que ya no están, pero vivir las fechas decembrinas con la gente que sí tenemos alrededor y aprovecharla para reír y compartir con los demás es un giro que puedes darle a las fiestas.
Si esta situación de tristeza sobrepasa, es de vital relevancia buscar ayuda terapéutica, de lo contrario, vivir cada diciembre de dicha forma será muy difícil y puede traer repercusiones significativos en la vida de la persona. Recuerda que la depresión es una enfermedad curable que puedes resolver con apoyo de un médico especializado.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More