martes, 9 de diciembre de 2014

Chistes y Humor, La absurda pena de muerte a un perro por estar poseido!

Una de las condenas más absurdas que se han dado a conocer en los últimos tiempos tuvo espacio en la ciudad de Jerusalém, sitio conocido bíblicamente por ser el espacio en donde Jesucristo pasó sus últimos días, y hoy vuelve a ser noticias, debido a que jueces han condenado a un perro con la pena de muerte por estar poseído por un alma demoníaca, supuestamente. Más específicamente, el tribunal condenó al animal a la pena de muerte por lapidación al analizar que el alma de un abogado secular al que habían maldecido veinte años antes se había apoderado del canino. El caso, del que da cuenta este viernes el diario Yediot Aharonot, sucedió el pasado miércoles en el tribunal de una de las comunidades ultraortodoxas del barrio Mea Shearim, al que el perro había entrado y que se negó a dejar después de los repetidos intentos para ahuyentarlo por fracción de los guardianes. Según el diario, uno de los jueces rabínicos recordó entonces que veinte años antes, en el mismo lugar, sus predecesores habían maldecido a un abogado secular célebre cuya alma, al fallecer, debía quedar encerrada en ese animal que la ley religiosa judía estima impuro. El juez rabínico, cuyo nombre no se da a conocer, dijo haber identificado al abogado en el perro, que, indignado a su vez por la maldición, había acudido de nuevo al tribunal para ser liberado, algo muy semejante a una película combinación de comedia con terror, pero del que no asusta demasiado, debido a lo propia de la situación. Los rabinos ordenaron apedrear al animal hasta que "el alma saliera", es decir, hasta que el can muriera, en una de las resoluciones más aberrantes que se han llevado a cabo por dichos tribunales pero, afortunadamente, el perro huyó de espacio y logró salvar su vida. El presidente del tribunal, el rabino Levin, desmintió que existiera un fallo judicial al respecto, pero uno de los guardianes confirmó los hechos y afirmó que "había salido una orden verbal a un grupo de niños para que lo apedreasen, no como castigo al animal, sino para liberar el alma del abogado que amedrentaba" al canino. Afortunadamente, antes de ver aplicada la condena el perro huyó del recinto y salvó su vida, lo que no ha disuadido a dos organizaciones de defensa de los animales de mostrar una denuncia contra el presidente del tribunal rabínico. En Israel estos tribunales tienen la misma autoridad que los civiles, aunque a ellos sólo suelen acudir personas de fuertes convicciones religiosas que eligen la legislación rabínica a la de los magistrados del estado.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More