jueves, 6 de diciembre de 2012

Que debes pensar antes de renunciar a tu empleo


Antes de correr con tu jefe o con Recursos Humanos y comunicarles tu renuncia, hay algunos preparativos que protegerán tus finanzas, tu carrera y tu estabilidad laboral. La diferencia entre poner en práctica estos consejos y no, es la misma entre un próximo empleo en la bolsa o pasar meses desempleado. Toma nota:
1.- Revisa tus finanzas. Antes de actualizar tu CV, llamar a tus contactos o buscar empleo en bolsas de trabajo online, lo primero que debes hacer antes de renunciar es hacer un balance de tu dinero.
¿Estás preparado para pasar un tiempo sin empleo?, lo ideal sería encontrar un nuevo trabajo antes de dejar el que tienes ahora, pero no siempre es posible.
Por ejemplo, si tienes un crédito hipotecario al dejar tu trabajo no habrá fondos para hacer los descuentos automáticos, ¿tienes un ahorro para solventar este gasto? ¡De no pagar a tiempo podrías acumular muchos intereses!
Los expertos en finanzas recomiendan tener un ahorro que cubra los gastos de 3 a 6 meses, y no sólo cuando piensas cambiar de trabajo, sino todo el tiempo, ya que es una buena estrategia para enfrentar el desempleo.
Si tienes deudas importantes es necesario que reestructures tus finanzas y reduzcas al máximo tu deuda antes de una posible renuncia, si tus deudas son a largo plazo como un auto o una casa debes tener ahorros para cubrir las mensualidades por un periodo importante.
¿Te parece un exagerado? La realidad es que hay gente que pasa meses sin poder colocarse, y durante ese tiempo adquiere deudas y pierde bienes, además de enfrentar problemas emocionales por la pérdida de empleo.
Una reciente encuesta de OCC Mundial, reveló que el 47% de los profesionistas desempleados no había registrado problemas de salud por el desempleo, pero, sí altas dosis de estrés, angustia, desesperanza, depresión e irritabilidad.
Así que es fundamental que para dar ese paso analices muy bien el escenario. Incluso si antes de renunciar ya tienes un trabajo, puede pasar que no te sientas a gusto y tengas que buscar de nuevo. Otra posibilidad es que la empresa decida no darte un contrato indefinido tras los meses de prueba. Anticiparse a los escenarios posibles siempre es una excelente estrategia para enfrentar imprevistos.
2.- Analiza tus competencias. Si cambiarás de trabajo porque el salario es muy bajo, es poco realista pensar que afuera hay una empresa dispuesta a pagarte más por hacer lo mismo. Evalúa las capacidades y habilidades que podrían venderte mejor, y también aquellas más valoradas en tu industria o área de trabajo y que puedan representar mejor salario.
3.- Revisa ofertas en bolsas de trabajo en línea. Busca cuánto ofrecen en puestos similares al que desempeñas para saber si tu salario está dentro del promedio, y luego investiga qué habilidades o conocimientos específicos se necesitan para que ganes más.
Lo mejor de todo es que existen opciones de estudio que no implican tener que desplazarse a un campus (Estudio Online) y que ofrecen la misma validez ante la SEP y se certifican de la misma forma que uno presencial, además de tener flexibilidad de estudio mediante plataformas habilitadas las 24 horas del día.
4.- Estudiar un curso de inglés en línea también puede darte un mejor empleo. En una encuesta de OCCMundial realizada a reclutadores se encontró que el dominio del inglés es la competencia general más valorada durante el proceso de selección.
¿Tu carrera exige dominar programas de cómputo o paquetería específica? ¡Haz un diplomado o toma un curso!, por ejemplo, si eres diseñador y te interesan los medios digitales apúntate a un curso de Diseño Web o Marketing Online.
5.- Ahora sí, revisa tu CV. Seguramente has cambiado desde que entraste a tu trabajo actual hasta la fecha, ahora tienes más experiencia, sin duda has desarrollado habilidades, y si adicionalmente te has preparado por tu cuenta es importante que actualices tu CV.
Incluye además, de manera breve, los logros relevantes que hayas obtenido en tus empleos anteriores. Revisa la ortografía, la redacción y que no exceda dos cuartillas.

Tips sobre cómo redactar tu CV

Utiliza herramientas digitales. Puedes encontrar empleo desde tu computadora. Si actualmente tienes un trabajo y lo quieres dejar, no es necesario comprar el periódico.
Utiliza las herramientas digitales a tu favor: la principal son las bolsas de trabajo en línea, te permiten subir tus datos y ver ofertas publicadas desde la computadora, además puedes aplicar para una vacante sin moverte de tu lugar hasta que te den una entrevista.
¡Da lo mejor en el trabajo! (¿Qué? ¡Pero si lo que quiero es dejarlo!) Si crees que porque ya estás seguro (a) de que tu actual empleo no cumple tus expectativas la opción es bajar tu nivel de desempeño, estás en un error.
Piensa que en tu próximo trabajo es posible que te pidan referencias laborales, e incluso hasta una carta de recomendación. Si haces un mal trabajo porque “ya te vas” es posible que tu jefe no de las mejores referencias si le llaman de otra empresa.
Dejar un empleo es un proceso importante, sobretodo si tienes compromisos financieros, también debes asegurarte de contar con las competencias necesarias para encontrar otro trabajo que se ajuste a tus necesidades.  Valora estos aspectos y toma una decisión inteligente y planeada antes de decirle adiós a tu trabajo actual.
¿Estás listo para renunciar a tu empleo?

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More