martes, 23 de octubre de 2012

Apple fuerte pese a que el iPhone 5 no luce


Hace algunos meses, tanto los consumidores como los inversionistas se encontraban a la expectativa del lanzamiento del nuevo iPhone 5. La más reciente estrella de Apple acaparó la atención por las funciones que ofrece en comparación con eliPhone 4S y frente a los productos de la competencia.
Desde un punto de vista empresarial, existe confianza en Apple de cara al 2013. Sin embargo, desde el punto de vista de un inversionista, se esperaría una mayor volatilidad durante el próximo año, ya que los resultados de la compañía de la manzana dependen cada vez más de cómo se desarrollen las ventas del iPhone.

Repaso del último año

El lanzamiento de la versión mejorada 4S fue en cierta medida un error por parte de Apple. La empresa anteriormente se encontraba a la cabeza mientras que la competencia, aparentemente lejana, se desesperaba por seguir el ritmo. Sin embargo, durante el último año, en lo que Apple se quedaba prácticamente inmóvil con el iPhone, Samsung tuvo tiempo para dar pasos de gigante. Esta es una de las razones por las que Android cuenta con una cuota de mercado del 56% en los Estados Unidos, mientras que la de iPhone ronda el 35 por ciento.
Además, Win8 Mobile, que el año pasado no era más que una nota al pie, también ha tenido tiempo para desarrollarse mientras que Nokia Microsoft fueron capaces de sacar adelante un ecosistema alternativo al que ha definido Apple. Si Apple se hubiese mostrado más agresivo durante el último año, su dominio del mercado sería mucho más sólido ahora. En realidad, Apple en este momento se encuentra obligado a presentar nuevos modelos para mantenerse a la altura de Samsung, Motorola/Google y Nokia.
Algunas características destacadas de su nuevo equipo son la incorporación de la últimatecnología LTE y la red de alta velocidad 4G. Las compañías de telecomunicaciones están desarrollando esta nueva tecnología y su interés radica en que haya dispositivos que puedan utilizarla. Es más: necesitan contar con Apple, dado que la transmisión de datos es una parte muy importante del iPhone. Esto permitió salvar un desfasaje tecnológico y también alejarse de la competencia. Pero no es suficiente para que los consumidores de iPhone pasen automáticamente del 4S al 5.

Lo que debe considerar el inversionista

Se debe confiar en que la disminución previsible en el precio del 4S permita a más usuarios comprar un iPhone y, en segundo término, seduzca a los indecisos. Apple no informa sobre las ventas de modelos individuales sino solo de las ventas de iPhone en general y  las de 4S constituirán un mayor porcentaje que las de otros modelos anteriores al 4S.
Un dato mucho más relevante para los inversionistas: el iPhone5 es compatible con la red de China Mobile. Las versiones anteriores no lo eran y se trata de un aspecto a tener en cuenta dado que China Mobile cuenta con unos 680 millones de usuarios. Si, por ejemplo, el 5% de sus usuarios chinos más ricos se pasan al iPhone, las ventas se incrementarían en 34 millones de iPhones. Hasta la fecha, el gigante asiático ha contribuido a la trayectoria de crecimiento de Apple pero este acontecimiento podría cambiar por completo el panorama.

Observaciones sobre la estrategia

La transición que se hizo del 4 al 4S del año pasado abrió la puerta a la creación de productos muy similares por parte de la competencia. El año anterior, Apple había sido el líder indiscutible. Lo que realmente importa del iPhone es que, además de significar el 50% de las ventas de Apple, es el elemento que cataliza la entrada de los usuarios a todo el ecosistema Apple. Por lo tanto, es vital que se mantenga a la vanguardia del tecnológico en los próximos iPhone. Con el iPhone 5 y el 4S juntos, no caben dudas de que seguirán fomentando y afianzando las ventas de otros productos de Apple.

Consenso

En el siguiente gráfico se han considerado las ventas de iPhone constatadas hasta la fecha y  calculado a la inversa las previsiones de consenso sobre los beneficios por la venta de terminales iPhone.
Hay que tener en cuenta que, para el primer trimestre de 2013, (incluida la Navidad) se esperan unas ventas de 48 millones de unidades que bajarán a lo largo del año hasta que, quizá, se produzca el lanzamiento de un nuevo iPhone. Ésta suele ser la tendencia habitual.
 El consenso sobre el desarrollo apunta a un aumento de entre un 30 y un 35% de las ventas de iPhone, una cifra de teléfonos significativa y un índice de crecimiento impresionante.
¿Será capaz de conseguirlo? En primer lugar, el mercado de los smartphones está en expansión y Apple puede beneficiarse de esta tendencia y, probablemente, arrebatar cuota de mercado a Samsung en el transcurso del ejercicio de 2013.
En segundo orden, la compatibilidad con China Mobile origina una oportunidad enorme. No existe ningún acuerdo firmado aún, pero parece un trato beneficioso para todas las partes implicadas por lo que es inevitable que se produzca, lo que contribuirá a apuntalar este desarrollo en positivo.

Conclusión

Desde el punto de vista empresarial, tengo bastante fe en Apple de cara a 2013. Sin embargo, como inversionista, creo que podemos esperar que la volatilidad aumente en 2013 a medida que la trayectoria de Apple dependa cada vez más de cómo se desarrollan las ventas de iPhone.
Las ventas de Apple dependen en gran medida del éxito de un solo producto. Por el momento, esto podría ser tomado como positivo pero una estrategia de inversión de la empresa debería mirar más allá de 2013/2014 y esto será el factor que frene la valoración en 2013. Las acciones de Apple tendrán buenos rendimientos el próximo año pero cuidado con la volatilidad.
Como conclusión, hay que ser relativamente optimistas con este tema y en ningún caso se me ocurriría ir en corto con valores de Apple tal como están las cosas ahora.
¿Comprarías acciones de Apple?

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More