viernes, 26 de diciembre de 2014

Chistes y Humor, Historias de un pobre parte 1

El partero dijo "¡ahí viene!, ¡ahí viene!, ¡es una nena!" y el Doc, (que era re divino!), por secarse el sudor de la frente me soltó y me fui de cabeza al piso, así que al color violeta de una neonata se me sumó el verde del hematoma que tuve en la frente, por un mes y medio, ¡pero ojo!, ¡esto me lo contó mi mamá eh!, no se crean que me acuerdo del día que nací, pero …¿saben que hay gente que sí se acuerda? Ah ah ah! Qué estarán pensando esas cabecitas eh! Jajaja! ¿De qué me río? Bué!. En el vergel de infantes la vida fuese generosa conmigo, mami y papi me mandaron a un colegio privado, privado de todo, porque era una escuela católica pupila, pero nada que ver con los ojos eh!, por lo de pupila digo, ¡ay hoy estoy así re risueña! En la primaria fui a una escuela privada, pero te dejaban ir al baño y comprar golosinas en el recreo en el quiosco, todo el mundo me decía "che boluda", y era re popular por eso, sino la mas conocida, bueno, me gustaba preguntar mucho puede ser por eso, ¿o no?. Los chicos me tocaban y me decían que ellos eran hijos de prestigiosos médicos, ellos sabían lo que hacían porque sus padres eran médicos, entonces me tocaban allá, acá y en acullá, esta última palabra "acullá" jamás supe lo qué desea decir, pero yo pienso que sería un vestuario porque cuando determinado varón me decía "¿Che Boluda vamo' acullá?" yo de curiosa le decía que sí, y me llevaba a un cuartito alejado y me sacaba todo el uniforme, pero bueno, yo ya era una chica de 12 años, estaba en séptimo y era re popular… ya saben por qué se los digo!.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More