miércoles, 31 de diciembre de 2014

Chistes y Humor, firulais, chistes buenos

Un demente se casa con una mujer y pasan dos años y una de las noches la mujer empieza a magrearle los huevos. Entonces le quita los pantalones y ve toda la picha llena de moratones y sangrando y le dice la mujer al hombre: -¡ no me digas que te habéis pintado otro chocho en la pared! Estaba un demente clavando un clavo. Pero lo tenia al reves, con la cabeza al otro lado. Cuando se le acerca otro demente y le dice: Vos estas demente ese clavo es de la otra pared. En un manicomio querían echar a alguien y ataron 4 latas a una cuerda, empezaron a preguntar: ¿Qué es esto? -y decían: Mi perro Cuqui. Así hasta que queda uno y dice: Eso son 4 latas atadas a una cuerda, y cuando sale del manicomio dice: Veis Cuqui como le hemos engañado. El director de un manicomio esta paseando por un pasillo. Observa como uno de los tolerantes escucha atentamente tras una pared. Al día próximo la situación se repite, entonces, extrañado se acerca y le pregunta: -Oiga, ¿qué hace? -Acérquese y escuche. Entonces el director pega la oreja a la pared y le dice extrañado: -¡Pero si no se oye nada! -...Y asi siempre. Esto son dos locos que se desean escapar de la carcel y para pasar desapercibidos se disfrazan de piruletas. Cuanto el guardia les ve dice: -¿Donde vais dementes? Y un demente dice: -Yo no soy loco soy de frese. Llega un señor con un demente y se da cuenta de que el demente tiene un peine ammaarrado a una correa y determina seguirle la corriente diciendo: que hermoso perro, el demente contesta: esto9 no es un perro, es un peine, el señor se va muy contento sabiendo que ese demente no estava tan demente, en eso el demente le dice al peine: lo engañamos firulais

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More