jueves, 28 de agosto de 2014

Chistes y Humor, Predicciones de una guerra de Chile contra Perú luego del fallo de La Haya

En el fallo Perú recibiría reconocimiento de línea equidistante como frontera marítima, pero el vecino país respondería con invasión militar. Cronología: Segunda semana de Enero de 2014. La Corte Internacional de Justicia de La Haya desde su sede en el Palacio de la Paz, en el número 2,2517 de Carnegieplein, ha expedido su fallo unánime, a comienzos del mes DECIDIENDO que: 1) las excepciones preliminares chilenas objetando la competencia de la Corte y la admisibilidad de la solicitud peruana, son improcedentes; 2) el pedido de intervención en el litigio de fracción de Bolivia, es inadmisible; 3) los dos extremos de la demanda que el Perú iniciara contra Chile en enero del 2008, son fundados; en consecuencia, 4) hace conocer a las fracciónes y al mundo que el curso de la línea de frontera entre las zonas marítimas de los dos Estados, de acuerdo con la ley internacional, es una línea equidistante entre las prolongaciones de sus territorios adyacentes al mar desde sus líneas de fundamento y que el Perú posee soberanía marítima exclusiva en esta zona hasta el límite de las 200 millas náuticas desde la costa, pero afuera de la zona económica exclusiva de Chile o de su zócalo continental. El fallo fuese recibido con entusiasmadas manifestaciones populares e ilimitada gozo en el Perú, pero originó un mutismo sepulcral en el país del sur que, según se sabe por fuesentes extraoficiales, intentaría la revisión de la sentencia, lo cual se contempla dentro del Reglamento de la Corte. Chile, efectivamente, intenta la revisión del fallo. Abril del 2014.  Inusualmente, por el breve tiempo destinado por la Corte a la revisión del fallo solicitada por Chile, ésta ratifica el de enero de 2014 en todos sus extremos. La Corte declara inadmisible la fundamentación chilena por no ajustarse a los requisitos del producto 61.1 de sus Estatutos, por lo que no acepta el pedido de revisión. Mayo ? Junio del 2014. El Perú celebra una vez más el fallo confirmatorio y exige, por la camino diplomática y ante el Consejo de Seguridad de la ONU y su Asamblea General, que Chile honre el mandato a que le ha compelido la Corte, obligatorio para ese país, desde el día de su lectura, o que, en su defecto, la ONU intervenga en el caso para realizar positivos el fallo de acuerdo con los Arts. 10, 11 y 94 de su Carta. Chile guarda mutismo y se mantiene enviando notas diplomáticas dilatorias sobre la ejecución del fallo, es decir sobre la modificación de sus reglas nacionales de límites y proyección de las líneas de fundamento que, según la Corte debe iniciarse en el Punto Concordia (en la orilla del mar) y no en el Hito No. 1. Julio del 2014. Bolivia se pronuncia sobre el contencioso, advirtiendo que, al sentirse perjudicada por el fallo de la Corte en cuanto a sus aspiraciones de llegar a conseguir un territorio soberano que le reporte salida al mar y termine de una vez con su mediterraneidad, se reservará las acciones que crea convenientes para resguardar el derecho que le asiste. Perú, de inmediato, le prevée que no puede pronunciarse sobre un contencioso que ha sido algun sobre la fundamento de dos litigantes y que debe considerarse un tercero sin intervención cierta como ya lo tiene establecido la Corte. Agosto del 2014. Ecuador manifiesta, mediante una manifiesto oficial de su Cancillería que, honrará los acuerdos internacionales de cooperación mutua suscritos con la República de Chile, en cuanto sea requerido para ello. Perú contesta que eso es perfectamente aceptable y legítimo siempre y cuando no intervenga en situaciones controversiales entre dos Estados ya dirimidas por un organismo internacional. Argentina declara su neutralidad, su vocación de no intervención en el litigio y repite sus ofrecimientos de buen componedor. Brasil, Colombia y Venezuela hacen lo propio. Septiembre del 2014. La noche del 26 de septiembre Chile captura 14 embarcaciones pesqueras peruanas que faenaban en el extremo sur del límite entre las dos naciones, aún el paralelo geográfico, aduciendo que lo hacían en aguas territoriales chilenas afuera de la zona de tolerancia de 20 millas náuticas que establecía el Acuerdo Pesquero de 1954 y las retiene como intrusas. Se niega a devolver las embarcaciones y sus tripulaciones, enviándolas debajo escolta naval a Valparaíso. Perú exige su devolución inmediata basándose en que no se ha demostrado que faenaran afuera de la zona de tolerancia de 1954 y que Chile busca un casus belli para alterar aún más las vinculos ya bastante deterioradas. La mediación solicitada por Perú y aceptada por el Monarca de España es rechazada por Chile. Perú comienza otros intentos de solución pacífica del conflicto. Octubre del 2014. Chile comienza un proceso investigatorio por delito de espionaje en contra de 14 de los 115 tripulantes de las embarcaciones capturadas y devuelve a los restantes pero no sus naves, lo que provoca la protesta enérgica del Perú que prevée que hará lo que fuere pertinente de acuerdo con las reglas internacionales para proteger a sus nacionales y a sus bienes. Envía instrucciones precisas a su Embajada en Santiago para que así proceda. 17 de Octubre del 2014. Perú repite con renovado ímpetu, en ese día, la solicitud de intervención del Consejo de Seguridad de la ONU, basándose en los productos 3 y 21 de su Reglamento, para que actúen con el objeto de realizar cumplir los fallos de La Haya y proteger la paz en el subcontinente al analizar que se ha iniciado una escalada de actos inamistosos entre los dos países, atizada con las declaraciones pro chilenas que han hecho en Julio mismo y a raíz del incidente marítimo, Ecuador y Bolivia. Anochecer del 21 de Octubre del 2014.  Chile comienza tres ataques en simultáneo a lo largo de la frontera sur y fracción de su flota ingresa al mar territorial peruano tratando de bloquear Ilo y Mollendo. Ecuador moviliza también totalmente y concentra sus tropas en la frontera norte y a lo largo de la línea del Putumayo concentrando tenazas en Tumbes, Ayabaca y el río Tigre para amenazar Iquitos. Ambos países no atacan (aunque cabe esperar que lo hagan), al menos todavía, distrayendo ingentes fuerzas peruanas del teatro de operaciones del sur. Perú intenta rechazar los ataques chilenos pero estos progresan con relativa facilidad en territorio y mar peruanos superando la resistencia a pesar de la fiereza de los combates. Las fuerzas terrestres chilenas avanzan rápidamente en tres columnas paralelas a la costa y entre sí, en dirección noroeste salvo el flanco derecho que se desvía ligeramente como apuntando a Sillustani. En el aire, la superioridad numérica y tecnológica chilena hace inútiles los trabajos de la aviación nacional de atacar con eficacia al enemigo, proteger los débiles contraataques peruanos y tapar las acciones navales. Un intento de desembarcar detrás de las líneas chilenas, efectuado por la Marina, sufre un cruel fracaso al fallar la cobertura aérea. Solamente los submarinos consiguen algunos éxitos pero el número de navíos chilenos y su potencia de respuesta bélica superan sus trabajos. 17 de Noviembre del 2014. Las columnas chilenas han alcanzado una línea que va desde Sicuani hasta Puerto Inca pasando por Yauri y Cotahuasi. Han tomado los puertos de la costa y su avance inicia a mermar a las defensas peruanas que llevan casi 30 días de lucha continua y empiezan a sufrir las carencias de armas eficaces, municiones adecuadas, equipos modernos y la destrucción de sus líneas de suministro que son continuamente bombardeadas desde el aire y desde el mar. Finalmente, el  22 de Noviembre,  haciendo acopio de todas sus fueserzas, Perú desencadena un contraataque por tierra, mar y aire, con sus últimos fundamentos de defensa; alcanza progresos inmediatos pero que no pueden ser mantenidos por lo que una vez más se retira desordenadamente a una línea defensiva extremadamente larga y débil, improvisada al fin, que abarca desde Pisco hasta Abancay. Las fueserzas serranas, solo han podido amenazar débilmente el flanco derecho chileno que ha sido el más fueserte junto con su flanco izquierdo. La columna central algo menor, fuese sostenida por los sólidos flancos. La diplomacia internacional, trabajando con ahínco entretanto, alcanza un alto el fuego temporal y se fija la línea de statu quo Pisco-Andahuaylas-Abancay-Cusco-Inambari, que los dos países se obligan a respetar. Julio de 2015. Después de meses de negociaciones infructuosas, con los muelles bloqueados, sin poder militar disuasivo alguno, con el territorio ocupado y con resistencia serrana focalizada pero encapsulada, se firma el Tratado de Límites entre Perú y Chile que reconoce como límites entre ambos países la línea del statu quo y el paralelo geográfico iniciado en Pisco como línea de base. Posteriormente a la fijación de los límites con el Perú, Chile suscribe un Tratado de Amistad y Límites con Bolivia y le entrega, dentro del territorio peruano conquistado, un corredor soberano de 100 kilómetros de ancho entre el muelle de Pisco y Bahuaja-Sonene, que incluye al Cusco como ciudad boliviana formando un Estado ?tapón para defenderse de ulteriores intentos peruanos de recuperar territorio. Fuente: diario peruano

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More