lunes, 7 de julio de 2014

Chistes y Humor, Transfórmate a través de la felicidad sintética

Transfórmate a través de la dicha sintética En el desempeño de mi efervescencia profesional de facilitar la modificacion positiva de las personas y las organizaciones, con frecuencia me enfrento a situaciones donde la gente me dice que "la dicha no se le da de forma natural". Yo les contesto que esta situación es bastante común. En un mundo tan errático que constantemente nos bombardea con mensajes equivocados acerca de la plenitud de las personas, es difícil experimentar satisfacción, paz interior, bienestar y dicha. Argumentos como: "Así es la vida", "Resígnate", "Es lo que te tocó", Ni modo, a aguantarse", etcétera, son mensajes usuales pero todos ellos equivocados. Si bien no todos experimentamos la dicha de forma natural, tiene lugar una opción que los científicos llaman "dicha sintética", que consiste en encontrar aquello que no ha aflorado "naturalmente" –por la razón que sea– pero que siempre ha estado ahí. Es decir, la dicha puede ser experimentada de forma "manufacturada". En realidad, la dicha es la misma, lo que varía es el método para vivirla. La aproximación científica a la dicha y el bienestar ha permitido organizar en manera funcional y práctica estos conceptos que anteriormente pertenecían a la esfera de los filósofos, poetas o artistas. Ahora, se trata de un asunto científico, suficientemente experimentado y bastante funcional. La psicología positiva (llamada Ciencia de la Felicidad) es muy reciente –aproximadamente 20 años– y ha revolucionado el enfoque típico de curar vicisitudes mentales. Esta nueva ciencia se orienta en lo que sí funciona y estudia las inmensas probabilidades que el bienestar puede traer a las personas. Además, rompe viejos paradigmas relativos a la dicha: Los científicos han replanteado la falsa fórmula del éxito, donde la suma de los éxitos de las personas daban como fruto la dicha. Pero la fórmula correcta es que es la dicha es la apoderada de traer los éxitos. Siendo así, la pregunta significativo está en el cómo, no en el qué. Entre otros conceptos, la Ciencia de la Felicidad ha descubierto que el enfoque en las fortalezas (en espacio de sólo las debilidades o errores), la responsabilidad (en espacio del victimismo), el auto-control, la auto-gestión y la auto-motivación (en espacio de la dependencia). Así como la identificación de logros (en espacio de ver sólo fracasos), el agradecimiento y generosidad (en espacio del egoísmo y la envidia), la apertura al aprendizaje y a oir a los demás (en espacio de la cerrazón), son fundamentos que detonan la felicidad, que se manifiesta psicológica, biológica, química y fisiológicamente. De idéntico forma, en el entorno empresarial, los ambientes colaborativos, enfocados, empáticos y con liderazgos dadivosos orientados en el bienestar y crecimiento de la persona han probado ser muy rentables y sustentables, asimismo de claros diferenciadores para competir favorablemente. La misma pregunta Todo esto agrada muy bien, pero la gente Seguid haciéndose la misma pregunta: ¿Cómo le hago para ser feliz? ¿Cómo realizar verdad todos los conceptos que la psicología positiva ha demostrado que funcionan? De acuerdo a mi práctica profesional, la neurociencia ha demostrado ser un extraordinario complemento. Se trata de conceptos básicos que los científicos han calificado como indispensables para lograr una verdadera y duradera transformación. Lo más significativo es comprender que vuestro cerebro tiene dos propiedades básicas: es maleable y es programable, y con ello quedan descartadas todas aquellas teorías que solían afirmar que tenías que resignarte a la vida que te había tocado. Tenemos que saber que son vuestros pensamientos los que dan manera a vuestra vida. Los científicos han insistido en la relevancia de tener pensamientos positivos. Resulta imposible que una persona negativa tenga una vida positiva, y de la misma forma, en el contexto empresarial, es imposible que colaboradores tóxicos aporten mejores resultados. Un correcto empleo de las emociones y el conocimiento del papel tan significativo que juega el subconsciente en vuestros procesos decisionales le permitirán a la persona darle manera a su vida y labrar éxitos. Daniel Goleman, científico y pionero en asuntos de inteligencia emocional, afirma que el éxito de la persona no depende de su IQ, sino del correcto empleo de las emociones, las particulares y las de los demás, a través de lo que él llama vuestro cerebro social. Con esto, la ciencia ahora nos enfoca en el cómo manejar vuestros pensamientos y comportamientos para experimentar dicha y bienestar. Ya no hay pretexto. Si la dicha no se manifiesta de manera natural en vuestra vida, siempre estará la alternativa de descubrirla por medios sintéticos, a través del aprendizaje.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More