jueves, 6 de febrero de 2014

Mucho humor, El sindrome del restaurante chino

Si después de comer en un restaurante chino ha sentido dolor de cabeza, ataques de asma, urticaria, palpitaciones o calambres es probable que usted haya sido víctima del llamado síndrome del restaurante chino. El causante de este cuadro clínico, cuya existencia real es cuestionada por muchos médicos, podría ser el glutamato monosódico o GMS, un aditivo potenciador del que se abusa en los restaurantes chinos. También llamado E-621, el GMS asimismo puede descubrirse añadido comercialmente, aunque en porciónes menores, en mahonesas, mostazas, salsa de tomate, aceitunas, pasteles, vegetales, jamón y otros fiambres.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More